A un kilómetro escaso de la Villa, camino de Santa Coloma y Balmaseda, se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de La Encina, patronA de Artziniega y de Araba, que es el monumento principal del municipio. Se trata de un templo del año 1498, situado en un lugar donde se constata presencia humana y culto religioso desde muchos siglos antes, en el que presumiblemente hubo templos anteriores. La leyenda atribuye su construcción a una aparición divina que sucedió junto a la encina a una muchacha de la Villa. La Virgen de La Encina gozó de gran devoción en las provincias de Araba, Bizkaia, Burgos y Cantabria.

Santuario Nuestra Señora de La Encina - Turismo Artziniega

El templo se encuentra a caballo entre el gótico y el renacimiento y durante su historia se le han ido añadiendo diversas estructuras y anexos, como por ejemplo las capillas, el pórtico o la hospedería (hoy casa cural). En el año 1882 se elevó el campanario primitivo por que actualmente conocemos.

El interior del santuario alberga obras de gran valor artístico: el retablo mayor, de estilo gótico hispano-flamenco, la capilla renacentista del Cristo, fundada en 1608, el retablo de la virgen de Guadalupe, donado por un indiano, las pinturas del juicio final, y también la tumba del obispo Cristóbal de la Cámara y Murga.